El SIDA.

Se trata de una enfermedad infecciosa, causada por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Se transmite por vía sexual, a través de la sangre o de la madre al feto.

Hace disminuir las defensas naturales del organismo hasta llegar a su completa desaparición. El VIH ataca los linfocitos del sistema inmunitario, lo que abre la puerta a muchas infecciones y ciertas clases de cáncer.

No es lo mismo estar infectado por el VIH que tener el SIDA (Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida). Lo explico a continuación.

¿Cuáles son los síntomas?

A partir de 2 o 4 semanas después de la infección por el VIH, algunas personas pueden tener síntomas parecidos a los de la gripe, como fiebre, escalofríos o erupción cutánea. Los síntomas pueden durar de unos días a varias semanas. Durante esta etapa inicial de esa infección, el virus se multiplica rápidamente.

Después de esta etapa inicial de infección por el VIH, el virus sigue multiplicándose en concentraciones muy bajas.

Por lo general, en los siguientes años, no aparecen síntomas graves. Aún así, estás personas tienen el sistema inmunitario debilitado y pueden sufrir infecciones oportunistas con más frecuencia que las personas sanas.

Sin tratamiento con medicamentos para combatirla, la infección por el VIH evoluciona a SIDA en un período de 10 años o más, aun cuando en algunas personas puede avanzar más rápido.

Los síntomas como fiebre, debilidad y adelgazamiento pueden ser una señal de que el VIH de una persona ha avanzado a SIDA. Sin embargo, un diagnóstico de SIDA se basa en lo siguiente:

  • Una disminución de linfocitos CD4 por debajo de 200/mm3.
  • La presencia de ciertas infecciones oportunistas.

Aunque un diagnóstico de SIDA indica un daño grave en el sistema inmunitario, los medicamentos contra el VIH aún pueden ayudar a las personas en esta etapa de la infección por el VIH.

¿Cómo se propaga?

Se transmite a través de líquidos corporales como la sangre, semen, liquido preseminal, secreciones vaginales o rectales y leche materna.

Es posible transmitir el VIH en cualquier etapa de infección por el mismo, aun si una persona seropositiva no presenta síntomas de esa infección.

El contacto debe ser con personas con el virus, personas seropositivas. Suele ser más habitual la infección por:

  • VIA SEXUAL: sexo anal o vaginal con personas con VIH sin usar condón o tomar medicamentos de prevención
  • VIA SANGUÍNEA: compartir utensilios para inyección de drogas, como agujas
  • VIA MATERNO-INFANTIL: la propagación de madre seropositivas a su hijo durante el embarazo, parto o lactancia.

Mucha gente ya lo tiene claro, pero no está de más recordar que NO SE CONTRAE EL VIH:

  • Al darle la mano o abrazar una persona seropositivas.
  • A través de objetos como platos, la taza del baño o cualquier cosa que haya tocado o usado una persona seropositivas.
  • A través del aire ni del agua, ni por medio de mosquitos, garrapatas o insectos que se alimentan de sangre.

Para reducir el riesgo, usa condones correctamente al tener relaciones sexuales, limite el numero de parejas sexuales y no compartas material de inyección de drogas (o aún mejor, no te drogues!).

En el caso de mujeres embarazadas y sus hijos, existe un medicamento profiláctico que previene de la transmisión del virus al bebe.

Existe tratamiento para el SIDA!

El tratamiento antirretroviral (TAR) consiste en una combinación de medicamentos a diario que luchan contra el virus. Evita su multiplicación y reduce la concentración de VIH en el cuerpo (reduce la carga viral). Así, el sistema inmunológico está mejor protegido y la infección queda en estado latente y no evoluciona a SIDA, la fase final.

El TAR no cura la infección, pero ayudan a tener una vida más larga y sana. Además, al reducir la carga viral, también disminuye el riesgo de transmission del VIH a otras personas.

Famosos que lucharon contra el SIDA

La OMS estima que hay cerca de 20 millones de personas recibiendo terapia para luchar contra esta enfermedad, lo que significa que hay muchas más personas infectadas en el mundo que no reciben tratamiento o que no tienen ni un diagnostico (alrededor de 38 millones de portadores).

Entre todas estas personas, ha habido algunos personajes famosos que han ayudado a dar visibilidad al SIDA y han luchado contra su estigmatización.

  • Freddie Mercury: el solista de Queen falleció en 1991 por VIH.
  • Anthony Perkins: el actor murió de sida a los 60 años.
  • Rudolf Nureyev: bailarín ruso, falleció con 54 años de sida.
  • Gia Carangi: la primera supermodelo del mundo que murió de sida, con solo 26 años.
  • Arthur Ashe: el primer tenista afroamericano en ganar Wimbledon, se contagió de VIH durante una operación del corazón. Falleció en 1993, un año después de hacer pública su enfermedad.
  • Magic Johnson: el brillante jugador de baloncesto, anunció en 1991 que era portador del VIH. Ha convivido desde entonces con el virus sin desarrollar nunca la SIDA.

Un comentario sobre “El SIDA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s