¿Cómo evitar el herpes labial?

¡Qué levante la mano quien haya escapado de él!

Para empezar, hay que saber que se trata de un virus. Una vez entra en nuestro cuerpo, se queda dormido en los ganglios sensitivos de los nervios y ya no se va nunca más!!! 

Vamos a descubrir más cosas sobre él. 

Virus del Herpes Simple (HSV) 

Existen diferentes formas del Virus Herpes y puede afectar a distintas zonas del cuerpo (genitales, ojos, piel etc.). Nos vamos a centrar en el HSV1, el que causa llagas labiales.  

Algunas personas pueden no presentar síntomas, pero la mayoría presentan llagas cerca del área por la cual penetró el virus en el cuerpo. 

  1. Suelen existir síntomas previos a la erupción, como dolor, escozor, hormigueo.
  2. Luego salen las llagas, que se convierten en ampollas, causando picazón y dolor.  
  3. Las ampollas se rompen y supuran (fase más contagiosa).
  4. Finalmente aparece la costra y comienza a curarse. 

El proceso puede durar 1 o 2 semanas y se cura solo. Algunas personas pueden tener varios brotes al año. 

¿Cómo se contagia? No es tan fácil… 

Para que ocurra, se tienen que dar algunos factores:

  • Contacto directo entre la “pupa” y la piel o las mucosas dañadas de otra persona no infectada. Por ejemplo, en un beso entre una persona con un herpes, y otra persona con una herida en el labio. Ahí, hay peligro! 
  • Aún así, el virus tiene que conseguir entrar y reproducirse en el nuevo cuerpo sin que el sistema inmune lo atrape! 
  • Por esto suele adquirirse durante la infancia. ¡Mucho cuidado con los bebes! Los recién nacidos se pueden contagiar durante el embarazo, el parto o después del nacimiento ya que aun tienen el sistema inmunitario poco desarrollado y el virus lo tiene más fácil! 

¿Qué ocurre cuando te infecta?

Una vez dentro, el virus se esconde en nuestro cuerpo para el resto de la vida (en estado latente en los ganglios nerviosos). Puede aparecer en cualquier momento y causar un brote. 

Los factores que pueden reactivar el virus son los siguientes: estrés emocional, exposición solar, fiebre, fatiga, menstruación, manipulaciones dentarias… 

¡Más vale prevenir que curar! 

Una forma de prevenir la infección, es evitar el contacto con otras personas durante el brote, así como objetos en contacto con la saliva (cacao labial, pintalabios, cubiertos, botellines, vasos, maquinas de afeitar, toallas etc.) 

¿Qué puedo hacer cuando me salga? 

Hay que asumir que el herpes labial no tiene cura, siempre tendremos el virus dentro. La buena noticia es que cuando sale una pupa, se cura sola, por lo que en realidad, no hace falta tratarla con medicamentos. 

Aun así, existen varios fármacos que pueden administrarse para acortar el tiempo de curación de las lesiones y acelerar un poco la eliminación el herpes. Las cremas antivirales por ejemplo, solo son efectivas si se aplican antes de que aparezca el herpes (fase de hormigueo).

Por otro lado, existen algunas formas de aliviar el dolor: 

  • Aplicar hielo o un paño tibio sobre las lesiones 
  • Comer alimentos fríos o helados 
  • Evitar alimentos ácidos para no irritar más la zona 

Para terminar: los remedios caseros. El ajo, el té o el alcohol son algunos de ellos. No hay evidencias de que mejoren la lesión pero se consideran inocuos (excepto el alcohol que puede resecar la piel).

Si estáis muy desesperad@s, coged un ajo. Pero siento deciros que el virus seguirá para siempre con vosotr@s…. 

Un comentario sobre “¿Cómo evitar el herpes labial?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s