Todos tenemos colesterol!

-¡Tengo colesterol!- se sorprenden algunos.

Pues claro que tienes amig@, todos tenemos. El colesterol es necesario para vivir. Se trata de una molécula muy interesante.

Principales funciones del colesterol

  • Las células tienen una membrana de lípidos que las rodea y aísla del exterior. En esta membrana, por suerte, tenemos el colesterol, que les da consistencia y rigidez… sino las células no aguantarían nada!
  • Para digerir la comida, tenemos los ácidos gastricos del estomago, para digerir las grasas, necesitamos la bilis, fabricada en el hígado. Esta bilis esta hecha de sales biliares, derivadas del colesterol.
  • La Vitamina D también está relacionada, pues una de sus formas (D3), se fabrica a partir del colesterol y con la ayuda de la luz del sol.
  • El colesterol también fabrica algunas hormonas, como la progesterona, estrógenos, testosterona…

Entonces, si estamos sanos, no hace falta excluir el colesterol de nuestra dieta! Un consumo moderado y unos niveles medios en el cuerpo, son buenos.

Transporte del colesterol

El colesterol es insoluble en los medios acuosos, por lo que se transporta en las lipoproteínas, constituidas por una parte lipídica o acuosa y otra proteica. Existen dos tipos diferentes de lipoproteínas que trasportan el colesterol en la sangre:

  • Lipoproteínas de baja densidad o LDL, que también se conocen como colesterol “malo”. Son las encargadas de transportar el colesterol a los tejidos para su utilización. Cuanto mayor sea el nivel de colesterol LDL en sangre, mayor es el riesgo de enfermedad cardiovascular.
  • Lipoproteínas de alta densidad, o HDL, también conocidas como colesterol “bueno”, porque son las encargadas de recoger el colesterol de los tejidos y transportarlo al hígado para su eliminación a través de la bilis. Un nivel bajo de colesterol HDL aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Si el médico nos indica niveles incorrectos de colesterol, ¿qué podemos cambiar?

Niveles muy altos de colesterol LDL conllevan un mayor riesgo de infarto o enfermedades cardiovasculares. En este caso, puedes modificar algunos puntos de tu dieta.

Evita:

  • Grasa saturada, un tipo de grasa que se encuentra en los alimentos de origen animal y en algunos aceites vegetales como el de palma y coco.
  • Ácidos grasos “trans”, se encuentran principalmente en alimentos elaborados con aceites y grasas, como la bollería industrial, snacks, galletas, palomitas de microondas, helados y patatas fritas de sobre.
  • Colesterol, que procede solamente de productos de origen animal.

El exceso de peso tiende a aumentar su colesterol LDL. También aumenta los triglicéridos y baja el colesterol HDL. Perdiendo algunos kilos cuando hay sobrepeso ayudamos a bajar el colesterol LDL y los triglicéridos, y al mismo tiempo subimos el colesterol HDL.

Infografia de creación propia.

2 comentarios sobre “Todos tenemos colesterol!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s