El mundo animal II: elefante, toro y mono

“El hombre viene del mono”

Para empezar a entenderlo, el hombre no puede venir del mono si el mono existe en la actualidad. Hombres, monos, chimpancés, orangutanes, gorilas… todos tenemos antepasados en común, que nos hacen parientes, pero de ninguna manera descendemos unos de otros.

Las imágenes de la evolución que conocemos todos, suelen ser erróneas. La escalera temporal no es correcta:

  • Los chimpancés, como hemos dicho, no son el origen de nuestra linea
  • Los Neandertal que suelen aparecer tampoco son nuestros antecesores sino unos primos lejanos de otra linea evolutiva!!!
  • La evolución no se puede dibujar en una linea, más bien tiene forma de árbol, pues muchas especies se han ido dividiendo y distinguiendo entre ellas de forma paralela.

Existen muchas formas de representarlo, con menor o mayor grado de detallo, complejidad etc. Aquí vemos algunos ejemplos para que quede más claro.

Y por cierto, para variar un poco, deberíamos empezar a dibujar la evolución con mujeres y no siempre con hombres… ¡venimos del mismo sitio!

“A los toros no les gusta el rojo porqué ven en blanco y negro”

En un post anterior sobre el Daltonismo, explicamos como funciona el ojo humano. Sabemos que para detectar el color, necesitamos unas células que contienen pigmentos y que reaccionan a la luz. Los humanos tenemos 3 tipos de pigmentos (visión tricromática), por eso vemos un mayor rango de colores. La mayoría de mamíferos disponen solamente de 2 tipos de pigmentos (como vimos en el post “¿Los perros ven en blanco y negro?”).

De la misma forma que los perros, los toros son dicromáticos y distinguen algunos colores pero no todas las tonalidades como los humanos. El color rojo no les atrae ni les disgusta, lo que les hace embestir no es el color sino el movimiento repentino. El color rojo tan solo se mantiene en las corridas por tradición. Si vas al campo con un jersey rojo… ¡no sufras! Solo tienes que moverte lentamente…

“Los elefantes van a morir a los cementerios de elefantes”

Cuentan que los elefantes, cuando sienten que la muerte está cerca, abandonan la manada y, guiados por el instinto, se dirigen a un lugar que solo ellos conocen donde se amontonan los huesos de sus ancestros.

Estos lugares interesaban mucho a los cazadores que querían hacer fortuna consiguiendo el marfil de estos animales. La acumulación de restos de elefantes es real, pero tiene una explicación menos mística. Cuando tienen una enfermedad, tienden a buscar agua. En Africa, estos lugares no abundan, por esto, suelen encontrarse muchos cadáveres alrededor de los charcos.

Otra explicación más simple era encontrar cadáveres en sitios donde se había llevado a cabo una gran matanza, evidentemente, ahí ya no había colmillos para recoger…

El falso mito del cementerio de elefantes estaba tan implantado que aparece en la película del “Rey León”!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s