Los dulces helados…

¿A quién no le apetece un helado bien frío en verano?

Existe una gran variedad de helados, según su forma, el sabor, color, textura… seguro que ya estáis pensando en vuestro favorito. Pero, ¿son saludables los helados? Habitualmente los relacionamos con el dulce, y por lo tanto, con el azúcar. ¿Qué parte de todo esto es real?

¿Cómo se fabrican los helados?

Un helado es un alimento congelado que por lo general se hace con productos lácteos, añadiendo frutas u otros ingredientes (chocolate, galletas, frutos secos etc). Suele estar endulzado con azúcar, edulcorantes, miel… Pero, ¿sabéis cuál es su principal ingrediente? El aire. Sí, el aire lo convierte en un sistema coloidal muy complejo.

Las bolas de aire se combinan con las de grasa, que contienen en su interior una solución acuosa en forma de hielo con los componentes que dan el sabor. Esta extraña mezcla de aire y grasa, le dan la textura cremosa y el sabor más o menos dulce del hielo.

El helado se consigue batiendo la mezcla en frío a medida que se va helando, de modo qe nunca llegue a ser un hielo compacto sino que se vaya dividiendo en pequeños cristales que queden envueltos en la mezcla de grasa y aire.

De este modo, cuanto más cremoso queremos un helado, más grasa deberemos añadirle, y cuanto más similar a un sorbete o un polo, menos grasa tendrá y, en cambio, más agua poseerá.

¿Y el azúcar?

Si miramos las etiquetas de los helados industriales que hay en los supermercados, veremos cantidades de azúcar muy elevadas. La mayoría están entre los 20-25 gramos de azúcar por cada 100 gramos (dos bolas aproximadamente).

¡Superan a las bebidas energéticas! Una Coca Cola de 330ml tiene 35 gramos de azúcar, cuatro bolas de helado tendrían entre 4o y 50 gramos! Aunque también debemos tener en cuenta que la densidad de un helado es más baja, y no nos podemos comer cuatro bolas de helado con la misma rapidez y facilidad con que nos bebemos latas de bebidas energéticas.

Así pues, los niveles de azúcar en los helados industriales son muy poco o nada recomendables, especialmente para niños y jóvenes.

¡CUIDADO!

A veces, nos indican cosas en los productos que pueden llevarnos a confusiones. Fijaros: SIN AZÚCARES AÑADIDOS. ¿Cómo podemos saber que es verdad? Sólo debemos leer bien la etiqueta, no sólo la cantidad de azúcar que lleva, también otros ingredientes que pueda tener (edulcorantes por ejemplo).

Para esto, os recomiendo una aplicación muy útil: YUKA. Escaneando el código de barras de cualquier producto, te lo clasifica según su calidad nutricional e indica todos los ingredientes, additivos etc.

Realmente, muy útil y recomendable!

¿Qué alternativas tenemos?

¡Cocinar! Crear nuestros propios helados, escogiendo la cantidad y los ingredientes que usamos. O bien sustituirlos por fruta congelada y granizada, fruta fresca u otras opciones más saludables.

Aquí os dejo un par de blog con ideas y trucos para triunfar este verano con vuestros helados handmade!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s