“Tu nombre es Olga”

¿Lo has leído ya? ¿A qué esperas?

Empezaré diciendo que es un gran libro. De contenido, no de tamaño. Se puede leer fácilmente, yo lo hice de una tirada. Engancha.

Josep M. Espinàs es un escritor reconocido, tiene muchos libros más pero este es el más personal. En él, explica como es su hija Olga, que tenía el Síndrome de Down.

product_thumbnail

Habla de la condición humana, un tema que no pasa de moda y que en los tiempos actuales, es mas necesario que nunca. Por lo tanto, no solo interesa a las familias que viven una situación similar, sino que puede ser útil para cualquier persona. Ayuda a replantearte el trato con los demás, la convivencia humana y el respeto a la diferencia.

¿La diferencia da miedo?

Este libro me ha hecho reflexionar. Creo que ser diferentes nos hace destacar, pero esta afirmación tan obvia parece dar miedo a parte de la sociedad, que prefieren pasar desapercibidos antes de levantar la cabeza entre la multitud y mostrarse tal y como son.

Ser diferentes obliga a gestionar las personas y situaciones de forma individual, cuanta más diversidad, más trabajo y menos métodos fijos. Además la diferencia incomoda porque obliga a salir de la zona de confort.

Pero hay que atreverse y dar a conocer nuestra singularidad, lo que nosotros podemos aportar y que los demás no pueden. ¡Todos tenemos algún talento a mostrar!

“Me has enseñado a mirar más allá de ti y de mi. Me has enseñado a no avergonzarme de los otros. Es decir, me has hecho pensar en la gente, y que cada uno es como es.”

En el libro, Josep M. Espinàs trata de conocer mejor a su hija, sin juzgarla. Aprende a tratarla como igual y diferente a la vez, como somos todos.

La forma de explicarse me ha fascinado, lo consigue hacer de forma sencilla y natural, con mucha sensibilidad pero también mucha serenidad. La fuerza que le da escribirlo en primera persona más la calidad del autor para la prosa hacen un tándem insuperable.

“¿Sabes, Olga, cuantas preocupaciones innecesarias nos has ayudado a borrar en esta vida?”

No quiero avanzaros mucho más, sino que os recomiendo que leáis el libro y reflexionéis. Sobre vuestras actitudes y tolerancia a la diferencia. Olga murió el pasado 7 de febrero de 2019 a los 64 años. Tod@s podemos aprender de ella. 

Acabo igual que el libro:

“besos, como siempre, hasta diez. Así, mientras yo te daba los diez besos, aprendías a contar. Y tu, siempre has querido corresponderme -bromista y tierna- dame once”.

Después de tantos años, sigue siendo un clásico. Lo puedes encontrar a través de los siguientes links.

Un comentario sobre ““Tu nombre es Olga”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s